Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Camino de las Fuentes (o del agua y la piedra)

Camino de las Fuentes (o del agua y la piedra)

El agua es un elemento esencial en la historia de nuestro pueblo, de cualquier pueblo. Es un factor que ha condicionado de manera fundamental el asentamiento humano. Se podría decir de manera sencilla que el casco urbano está donde está por su proximidad al agua, a las fuentes y al río.

Este paseo que aquí se propone pretende unir de manera circular las diferentes fuentes del pueblo. Se trata de un recorrido que puede servir también de punto de partida hacia otras rutas señalizadas, como la de la Torre Zambra a partir del Chorro, y la del futuro parque fluvial a partir de las Parras Nuevas a través de un paso sobre o bajo la autovía en la zona del cementerio.

En realidad, el “camino de las fuentes” es un ruta que se puede iniciar en cualquier punto, y que unirá varios hitos fundamentales: El arroyo del Chorro y su fuente, las piedras de mitra y los tajos, el mirador del Calvario, la fuente de las Parras Viejas, la Fuente de la Parras Nuevas, el Castellum Aquae, la Fuente de Abajo, la Alcubilla, y de nuevo la fuente del Chorro.

Se pretende un recorrido de baja dificultad, que sea apto para que de forma completa o en uno de sus tramos pueda ser realizado por cualquier persona, aunque no tenga una condición física especial. Para esto, aunque el recorrido completo del camino supone superar el desnivel existente entre los 500 y 700 metros de altitud se procura hacerlo de forma progresiva, evitando ascensos o descensos muy bruscos. El tránsito se realiza a través de trozos de camino con firme empedrado, otros de zahorra, y un trozo urbano entre las Parras Nuevas, la Fuente Abajo y la Plaza de la Raja en la unión del arroyo del Chorro y de la Alcubilla.

A continuación vamos a describir el camino partiendo de la Fuente del Chorro, en el área recreativa del mismo nombre. Desde la fuente caminaremos unos doscientos metros arroyo arriba, desde allí el camino se gira hacia la dirección Este, y al terminar de subir nos encontramos con el carril que une va del Morato al puerto de los Angelitos, enfrente nos quedan las Piedras de Mitra, un conjunto rocoso (Describir Geologicamente) donde podemos hacer una descansadita mientras vemos al norte el pueblo y a los lejos las sierras de los Camarolos, Cabras y el Torcal.

Desde aquí nos encaminamos hasta el carril de los tajos, que se realizó para acceder al depósito de agua del cantosal, siguiendo este carril entre una zona de encinar y plantas aromáticas como la lavanda, el tomillo, el orégano … llegamos al depósito del agua y ascendemos por un pequeño carril hasta zona de los tajos.

Allí en los alto tendremos unas magnificas vistas de la cuenca del Guadalmedina, la zona del Burro, famosa otrora por sus viñas que se perdieron con la filoxera, y ahora llena de almendros, a los lejos y al sur el Mediterráneo y los Montes de Málaga; al Este Colmenar y Sierra Tejeda; al Norte el campo de cámara y tras él las sierras de Camarolos Cabras y el Torcal.

Una vez situados en este punto volveremos sobre nuestros pasos para hasta el déposito del agua para continuar en dirección Este por un carril terrizo que finaliza en una pequeña explanada. Ahí tomaremos un pequeño tramo de camino empedrado que nos conducirá en dirección al camino del Calvario y su mirador.

Este tramo del camino tiene una variante opcional en la zona de los Tajos que sí puede considerarse de dificultad media-alta. Pues consiste en, una vez llegados a una zona mirador en los tajos por encima del depósito del agua, atravesarlos hasta situarnos en la cara sur de los mismos, bajando por un pequeño sendero entre piedras un poco abrupto, pero que podremos salvar sin equipo especial de escalada, siempre que poseamos la destreza y condición física adecuadas.

Una vez realizado el descenso podremos tomar el camino del Calvario, de unos 600 metros de longitud, que nos conduce hasta el monte del mismo nombre. A mitad de ese camino nos podremos acercar para ver a nuestra derecha la cueva …(ARQUEOLOGÍA). Una vez que estamos en el Monte del Calvario podremos realizar un pequeño descanso en la zona del mirador contruido en el año …según proyecto del arquitecto………………………… y que obtuvo tuvo el premio de arquitectura…………... Describirlo un poco: final del camino, costumbre de trozos de pelo…). 

Hayamos tomado una u otra variante nos encontraremos situados en el mirador del monte Calvario y desde esa posición podemos iniciar un tramo de unos ……….metros de continuo descenso hasta llegar a las Parras Viejas. (Descripción Arqueológica y etnográfica de las Parras Viejas.

Desde las Parras Viejas una de las fuentes más importantes del pueblo, tomaremos la antigua calzada empedrada sobre tierra hasta llegar al antiguo matadero (hoy centro de selección y mejora de la cabra malagueña) y continuar hasta la plaza de la fuente de las Parras Nuevas a la entrada del Cementerio. Esta fuente se construyó en el año…… y constituyó un hito importante para el pueblo, pues supuso traer la red de agua desde las Parras Viejas hasta el propio casco urbano.

En ese punto, si lo deseamos podemos ver el cementerio, declarado Bien de Interés Cultural, y también el Castellum Aquae, situado justo enfrente de las Parras Nuevas, se trata de los restos de una obra hidráulica de la época romana. Desde está zona y a través de la calle Picasso que discurre junto al Parque Municipal llegaremos a la Fuente de Abajo en la Plaza de este nombre podremos ver la antigua fuente situada bajo la superficie de la plaza y que en la construcción de la misma fue conducida a los abrevaderos situados en la zona del Recoillo.

Según la tradición popular el agua de esta fuente favorecía la fertilidad, de tal manera que cuando una mujer quedaba embarazada se decía que había bebido agua de la fuente de abajo. En esta zona también se situaba el caño del moro una obra hidráulica que los mayores aún recuerdan y que quedó oculta por las obras realizadas en la década de 1970.

Desde este plaza, siguiendo la Avda de la Constitución , calle que se construyó sobre el embovedado del arroyo Cantarranas, llegamos a la Plaza de la Raja, también llamada de la petanca, donde observamos una fuente sobre dos importantes rocas, donde se unen dos arroyos el del Chorro y el de la Alcubilla. Aquí se inicia un camino empedrado que discurre paralelo al arroyo de la Alcubilla y que nos lleva a la fuente del mismo nombre.

En este punto podemos tomar el paseo que discurre junto a la carretera que nos conduce también al área recreativa del Chorro, o bien continuar un poco más el camino cauce arriba para proseguir por este paseo empedrado que nos conducirá hasta la fuente del Chorro.