Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Animales Abandonados

Animales Abandonados

¿Qué debo hacer si me encuentro un perro abandonado?

Lo correcto es avisar a la policía local o la guardia civil, que es la que debe intentar identificar al animal y llevarlo a un refugio si no encuentra a su propietario.Perro Abandonado 

LA LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL DE ANDALUCÍA (LEY 11/2003) RECOJE ENTRE OTRAS, LAS SIGUIENTES PROHIBICIONES:

  • Maltratar o agredir físicamente a los animales.
  • El Abandono de animales.
  • Mantenerlos en instalaciones inadecuadas.
  • Practicarles mutilaciones con fines estéticos.
  • El sacrificio de animales sin reunir las garantías. previstas en la ley.
  • Mantenerlos permanentemente atados o encadenados.
  • Venderlos a menores de dieciséis años.
  • Ejercer la venta ambulante fuera de mercados autorizados.
  • Adiestrar animales para peleas.
  • Mantener animales donde ocasionen molestias evidentes a los vecinos.
  • Administrar, inocular o aplicar sustancias farmacológicas sin la supervisión de un veterinario.
     

LA LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL DE ANDALUCÍA (LEY 11/2003) RECOJE ENTRE OTRAS, LAS SIGUIENTES OBLIGACIONES:

  • Mantener al animal en buenas condiciones higiénico sanitarias, realizando cualquier tratamiento que se declare obligatorio y suministrándole la asistencia veterinaria que necesite.
  • Proporcionarle un alojamiento adecuado a su raza o especie.
  • Facilitarle la alimentación necesaria para su normal desarrollo.
  • Denunciar la pérdida del animal.
  • Efectuar la inscripción del animal en el registro correspondiente.
  • Vacunación antirrábica.
  • Identificación electrónica mediante implantación de microchip a todos los perros, gatos y hurones.
     

IDENTIFICACIÓN:

Es una obligación que recae sobre el propietario del animal antes de que el animal cumpla 3 meses de edad, y propietarios de mascotas que procedan de otras Comunidades Autónomas y que permanezcan más de 3 meses en Andalucía.
Cualquier cambio de propietario, dirección, etc., debe ser comunicado al Registro Andaluz de Identificación Animal. (La sanción por no identificar al animal es de 501 € a 2.000 €)